“La clave del éxito ha sido la exigencia de Ca’n Granada que nos ha obligado a estar allí como campeones. Estamos muy contentos y la relación es muy cordial”

Entrevista a Joan Xamena, Operations Manager & C. Shareholder en IC Serveis, a partir del caso de éxito de Ca’n Granada frente a la crisis sanitaria del COVID 19.

IC Serveis es un centro especial de ocupación de iniciativa social que destina una parte muy importante de los beneficios va destinada a bienes sociales. Una de sus misiones principales es crear empleo para personas con discapacidad.

Durante un tiempo se han especializado en ofrecer servicios de limpieza o jardinería, aunque hace unos años optaron por otro tipo de trabajos que no supusieran una carga física tan importante para los trabajadores, ya que lo importante para IC Serveis es poder ofrecer un trabajo a cada persona que pueda realizarla cómodamente llegando a la edad de su jubilación en un estado óptimo, físicamente hablando.

Además, y con este objetivo, a día de hoy, han puesto en marcha una fábrica de helados, Gelat Mallorquí 1966, en la que, gracias al sistema artesanal con el que cuentan, muchos de sus trabajadores forman parte de la cadena de elaboración integrándose a la perfección en el proceso. Todo el proceso de elaboración es manual pudiendo así ofrecer empleo a un gran número de personas con discapacidad.

¿Cómo se inicia la relación de IC Serveis con Ca’n Granada?

Desde IC Serveis se planteó la idea de ofrecer un servicio integral, que fuera desde la recepción y bienvenida hasta el servicio de auxiliar nocturno, servicio que ofrece tranquilidad a todos los residentes al saber que hay alguien que vela por ellos.

Este acuerdo va más allá de un mero contrato, va dirigido a cubrir la necesidad real que requieren las personas mayores, este compromiso lo tiene establecido Can Granada y debido a esto, el compromiso de IC Serveis debe de parejo, debe de ser un modelo a seguir en futuros acuerdos.

Can Granada se presenta como un modelo en el que la exigencia para sus partners es máxima por la calidad que ofrece a sus residentes, y fue por ello que en IC Serveis se planteó como un gran reto.

Una vez cerrado el acuerdo IC Serveis – Ca’n Granada y pasados los primeros días de trabajo en el complejo, se empezó una cadena de análisis y revisión continua de todos los puntos en los que se podía mejorar, consiguiendo así ofrecer el servicio óptimo que Ca’n Granada exigía. La implicación de todos los trabajadores, auxiliares de noche, personal de comedor y de limpieza fue ejemplar y así sigue siendo, sintiéndose todos contentísimos de trabajar para Ca’n Granada. El resultado es genial para todos; “Ca’n Granada hoy por hoy es un punto de inflexión para la empresa, lo hemos hecho bien y somos capaces como empresa y como personas”.

¿Cómo se afrontó desde IC Serveis la crisis sanitaria del COVID 19?

Desde el 16 de marzo cuando empezó todo hasta el 4 de abril, todo era ‘oscuridad’, nadie a quien llamabas estaba, no se sabía dónde ir ni qué hacer, cada día se perdían entre 2 y 3 puestos de trabajo de personas vulnerables, fueron unos días muy duros laboral y emocionalmente hablando. El departamento de recursos humanos dedicó muchísimas horas de trabajo a reorganizar el día a día de los trabajadores para protegerlos al máximo.

Dentro del caos, se vio la luz.

El pasado noviembre 2019 IC Serveis contrató un gerente con experiencia en el ámbito de la salud, especialista en salud pública y con mucho mundo, habiendo sido parte de ONG’s internacionales como médicos del mundo y colaborador de estudios con la OMS, trabajando en terreno en el campo de la cooperación y ayuda Humanitaria, y participando en crisis de salud pública y seguridad … fue gracias a él y a la colaboración, confianza y actitud de los clientes y trabajadores que pudo afrontarse de la mejor manera la crisis sanitaria en IC Serveis.

Al estar inmersos en la crisis sanitaria, tuvo muy claro cómo afrontar a nivel humano la situación. Lo primero fue proteger a nuestros trabajadores, conseguimos equipos para todos, las mascarillas, pantallas, guantes y todo lo necesario, marcando con la gerencia de Can Granada protocolos muy estrictos de actuación en cada simple pero vital paso que se llevara a cabo. “Tuvimos un punto de ventaja sobre todos los demás y en Ca’n Granada se juntaron dos parámetros, experiencia y conocimiento de IC Serveis con la exigencia máxima de Ca’n Granada y sus medidas impuestas para conseguir que sus residentes se mantuvieran totalmente sanos”. Ca’n Granada fue de los primeros lugares que optó por desinfectar el suelo, tomar temperaturas, marcar directrices tanto a trabajadores como a residentes… En Ca’n Granada los trabajadores de IC Serveis se sentían seguros, sabían que estaban en un lugar protegido y libre de COVID 19.

Desde IC Serveis no se escatimó ni en personal ni en servicios, al contrario, era necesario que los residentes contaran con todo lo necesario para que Ca’n Granada se mantuviera como un lugar seguro, y así se consiguió el caso de éxito, siendo una de las únicas residencias privadas de Europa en la que no ha habido casos. “Los trabajadores que han estado allí, a pesar del miedo, lo han hecho bien, querían darlo todo, sabían que estaban protegidos, implicación 100% del equipo”.

En IC Serveis hemos cuidado en todo momento de nuestros trabajadores, concienciándoles de la importancia de la comunicación ante cualquier síntoma o sospecha creando así una confianza que también ha sido clave para que sigan felices durante el estado que hemos vivido.

Utilizamos cookies, propias y de terceros, para optimizar su visita y mejorar nuestros servicios mediante la personalización de nuestros contenidos y analítica de navegación. Más información en nuestra Política de cookies.

Indique que cookies quiere aceptar